White doll

A veces llegan encargos extraños. Mas que encargos desafíos. Esto fue hace cuatro o cinco años.

Mi amiga Sonia Megías, necesitaba para una de sus piezas-performance, una muñeca blanca que viviese dentro de un piano. Tenía que ser ligera, delicada, nívea, de trapo y medir treinta centímetros.

White doll. Es monísima…

🙂

white doll

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s